All Hallow’s read: A compartir libros de terror en octubre

Estándar

 foto All hallo's read

Llegó octubre, mes de la víspera de todos los santos o conocido por muchos como noche de brujas. En los países anglosajones los niños aprovechan para jugar “dulce o truco”, pedir caramelos y usar disfraces terroríficos y divertidos;  mientras que para otros es la época de cosecha espiritual y rendir  un homenaje a los espíritus de nuestros ancestros.

 Este año,  el escritor Neil Gaiman, conocido por su famosa serie de comics The Sandman y  libros como Coraline , American Gods y  Buenos presagios, ha propuesto algo especial con motivo de esta fecha: En lugar de obsequiar dulces, obsequiemos  libros de terror para fomentar el hábito de la lectura.

Al ser aficionadas de este género literario, así como de las historias de Neil, mi amiga Natalia @naticartolini y yo nos hemos unido a esta iniciativa hace unos días, a fin de compartir con ustedes durante este mes, los enlaces de algunos libros  de terror en formato digital, que se encuentran previamente disponibles en internet. Si desean leer estos libros, así como aportar con sus sugerencias literarias, es muy sencillo, solo tienen que enlazar el libro de terror-suspenso que deseen (De preferencia en formato pdf, mobi o epub) con el hashtag #AllHallowsread a través de las redes sociales Twitter, Google Plus y Facebook. El objetivo, es aprovechar esta fecha para regalar a sus amigos un libro de terror disfrutable de principio a fin, ¡anímense a compartir!.

Si de pronto no saben donde encontrar estas obras, les dejo esta  lista de algunas páginas de bibliotecas digitales de dominio público, en donde pueden descargar libros de terror y otros géneros:

 A continuación les comparto el video de Neil, donde nos cuenta sobre  esta ingeniosa idea  

Imagen: Natalia Cartolini

 

   

Anuncios

Cormac McCarthy y The last of us

Estándar

 Processed with VSCOcam with f2 preset

Hace unos meses me ocurrió algo bastante mágico: Leyendo un artículo sobre la brillante película  “Child of god” del director y actor James Franco, descubrí que se encuentra basada en un libro del escritor Cormac McCarthy por lo que me puse a investigar un poco sobre su obra.

 

Empecé a leer “The road” y desde entonces no paro de devorar sus libros. Una de las características de su estilo es el aislamiento como símbolo de la distopía y  el dolor duramente reflejado en sus personajes. Este aislamiento es en parte su propio espejo, y es que a McCarthy  se lo conoce como el intelectual ermitaño, repelente a todo tipo de aparición pública o dar entrevistas; sus  pocos amigos no son escritores sino científicos, cuya pasión por la física y la ciencia comparte profundamente.

 

En “The road” cada línea nos concede una mirada cruda de sus personajes y sus temores. La naturaleza, es la protagonista principal de su narrativa, confrontada constantemente con la violencia desmenuzada sin pudor. Este libro de ciencia ficción, nos sumerge de lleno en el espectáculo del salvajismo como consecuencia de la descomposición social, en un futuro que a decir verdad, no es demasiado lejano de nuestra realidad actual. 

 

Paralelamente mientras comenzaba a leer  “The road”, en el Play Station 3 que tengo en casa empecé a jugar “The last of us”, desarrollado por la empresa Naughty Dog y distribuído por Sony. Está  por de más decir que es uno de los videojuegos más galardonados y mejor calificados de los últimos años, no solo por su brillante guión cargado de tensión  y gráficos espectaculares , sino, a mi parecer, por la forma como conecta la experiencia jugable con la historia desde el primer minuto. Su excepcional ambientación, que fácilmente nos traslada a una realidad cruel y desoladora,  cumple con su cometido de conmover  e inquietar al jugador,  acompañada de la espectacular banda sonora del compositor Gustavo Santaolalla.

 

Las similitudes entre ambas era enorme, así que me dispuse a investigar un poco más sobre el guión de este videojuego en varios artículos y entrevistas, donde me topé con la agradable sorpresa de que dos de las obras en las que se basa la historia de Joel y Ellie, se encuentra la novela antes citada y otra más del mismo autor titulada  “No es país para viejos”,  lógicamente cada una guarda sus diferencias pero su esencia es la misma.

 

Es fascinante que dos aficiones aparentemente opuestas se encuentren en determinado momento y de alguna forma lleguen a ti por diferentes vías. ¿Qué les puedo decir sobre la experiencia de leer un libro y también jugarlo? Pues es completamente enriquecedora, por una parte tenemos el texto con todos sus detalles y personajes fragmentados y  por otra la posibilidad de ponernos en su piel, tomar sus decisiones y desarrollar un mayor nivel de identificación con el argumento del libro mientras lo jugamos.

 

Los videojuegos son al igual que la literatura, una expresión artística. Su poderoso lenguaje audiovisual, logra convertir a los lectores en actores dinámicos, empáticos  y reflexivos, por lo que constituyen hoy en día el complemento perfecto de un libro y de hecho, estoy segura que con el paso del tiempo más propuestas literarias, terminarán convirtiéndose en videojuegos o  seguirán siendo su inspiración.

Si deseas leer “The road”  puedes descargarlo desde este enlace 

 

Si te interesa leer más obras de este escritor o quieres las bandas sonoras de “The last of us”, escríbeme tu email en la sección de comentarios.

 

Fuentes: 

Artículo “En la tierra de Cormac McCarthy”, de Eduardo Lago para Diario El País.

Página de “The last of us” de Wikipedia 

The last of us, 6 post- apocalyptic visions that inspired the game 

 

 

A Julio Florencio

Estándar

cortazar

La primera vez que nos encontramos yo tenía apenas 12 años. Como de costumbre me encontraba escudriñando entre los polvorientos libros de la biblioteca familiar, una nueva historia que me llevase a un largo viaje hacia lugares imaginarios al leerlos. En medio de esta búsqueda, una de tantas a lo largo de mi vida, aquella tarde de noviembre me encontré contigo.

Tomé entre mis manos el voluminoso libro, olí algunas de sus páginas y al comenzar a leer sus primeras líneas descubrí que era uno de tus más amados hijos, cuyo título me atrapó de inmediato: Rayuela. Mis ojos infantiles se deleitaban con cada detalle de las tertulias y tu adorada maga, cuya vivaz mirada embriagaba de dulzura envolvente a Horacio Oliveira, cada que la amaba.  A medida que me adentraba en ese universo,  tu personaje me mostraba un París añejo e insomne, engalanado de museos y cafeterías antiguas, donde los discernimientos y el amor se erigieron sobre las metáforas de tu espíritu adolescente. ¿Y la maga? ¿La encontraste alguna vez? Creo que no, pero sé que al igual que yo, guardas aún la ilusión de volver a verla algún día, tan emotiva y delicadamente torpe como siempre. En las alcobas de mi mente, Oliveira tiene tu rostro, de vez en cuando platicamos sobre escritores y me dibuja el apacible sonido de las hojas que caen en el Jardín de Luxemburgo en el otoño o la fría brisa que acaricia su rostro durante sus paseos nocturnos por el canal de Saint Martin, al compás de un blues de Ma Rainey.

Tu anhelo de escribir mi querido Julio, siempre osciló entre lo real y lo fantástico, tan libre de ataduras, tú me enseñaste que la escritura merece ser tratada como una poderosa deidad, tus libros han sido mi escape hacia mundos paralelos, tus cronopios mis leales compañeros mientras viajaba cada día en el autobús escolar. Son ya 22 años desde aquel mágico encuentro y desde entonces re descubro día a día ese rastro de candidez en mi humanidad gracias a ti. Estás en cada pequeña y gran inspiración literaria, tus cronopios vivirán para siempre en miles de memorias fragmentadas, mientras sean leídos por quienes hemos sido tocados por tu infinita ternura.

 

 

 

 

La importancia de editar contenidos en los espacios culturales

Estándar

Hace unos días, me encontraba en el Centro Cultural de Arte Metropolitano de Quito en una muestra artística de un afamado pintor ecuatoriano; al buscar información sobre su obra en internet, lógicamente lo primero que encontré en el buscador de Google fue su página en Wikipedia y me sorprendí un poco al ver que su biografía no llegaba ni a 15 líneas y era además bastante escueta. Me di la tarea de averiguar quienes organizaban tal evento y al preguntarles si en algún momento han promovido la creación de contenidos de este tipo de artistas, su respuesta fue que hasta el momento no hay nadie interesado en este tema y la verdad no me admiró, la interrogante es ¿Por qué las instituciones encargadas de fomentar la cultura en nuestro país no prestan atención a la información de sus expositores  en una plataforma viral como  Wikipedia? .

 

No es una novedad que la mayoría de personas en nuestro país no lean ni 5 libros al año y aunque las razones inherentes a esta realidad son varias, considero que es importante que tanto el gobierno central, así como las administraciones locales  fomenten política públicas  eficaces y destinen recursos para mejorar el acceso de sus ciudadanos a la lectura, ¿Por qué? Porque  éstas generan creatividad, investigación y edición de contenidos. Casos como el de Francia, España o Argentina  en América Latina, evidencian que las ciudades en dónde existe un mayor contacto de las personas con librerías, bibliotecas y museos dan como resultado una rica producción literaria. La creación de  centros de arte y  espacios culturales públicos como parte del paisaje urbano, son fundamentales en la construcción del pensamiento social.

 

Los ciudadanos somos por general actores  receptivos y consumistas de información y no productores de conocimiento, la escritura se encuentra íntimamente unida al hábito de leer, por lo que el uso de espacios que guardan textos, fuentes y datos verificables es determinante para su desarrollo . Wikipedia como sabemos, es una de las plataformas de conocimiento libre más importante en internet, no solo impulsa la generación de contenidos de forma colaborativa, sino que además permite que nos apropiemos de  como ésta se genera, sin embargo no aprovechamos sus beneficios como deberíamos restando la potencialidad de una información correctamente editada. A continuación comparto con ustedes algunos ejemplos de espacios públicos  que han sido utilizados como escenarios para editar contenidos en los eventos denominados editatones,  sobre diversas temáticas, lo cual perfectamente puede reproducirse en nuestro país:

 

 Edición en un museo

En el mes de junio de este año se realizó un editatón en el Museo de Soumaya  en México, el cual reunió a a investigadores y curadores de varias instituciones culturales a fin de editar artículos relacionados a la colección de piezas de arte que reposan en este museo y además realizar una depuración de fuentes confiables, si deseas ver el video de este evento, puedes hacerlo aquí.

 

Un homenaje a las grandes mujeres de la ciencia

Un editatón memorable, fue el llevado a cabo en la Universidad de Oxford en el año 2012, en el que se rindió un homenaje a las grandes científicas de la historia , muchas de las cuales, no han sido reconocidas como tales. Además de haberse realizado un panel de discusión, se contó con la colaboración de catedráticos de la Royal Society, la Academia de Ciencias de Reino Unido. Aquí un video de esta maravillosa editatón.

 

Cuando la creatividad y la creación de contenido se fusionan

En Italia en el Museo del Calzado, se llevó a cabo este editatón  bastante original, denominado “Primer editatón enciclopédico de moda ” , que contó con la colaboración de curadores de moda, fashion bloggers y estudiantes de la Universidad de Padua. Lo interesante de este evento fue que gran parte del archivo digital de los innumerables modelos de zapatos de este museo fueron transformados en artículos para Wikipedia. Algunos de los detalles de este evento, puedes leerlos en este post.

 

Leyes y conocimiento libre

Durante 6 horas, decenas de docentes, activistas  y abogados, generaron de contenidos sobre políticas públicas y doctrinas jurídicas relacionadas a la creación de la Ley de Innovación, organizado por Fundación Wikimedia y el Centro de Innovación, Leyes & Políticas  Engelberg, en la universidad de New York, hace unos pocos meses. Este espacio no solo fue sustancial para la edición sino además el ambiente perfecto para debatir y tratar temas respecto a esta ley, tales como: Propiedad intelectual, privacidad, libertad de expresión y tecnología, constituyéndose en una verdadera incubadora de ideas y proyectos para su socialización. Puedes ver los pormenores de este evento y la mencionada ley en este enlace .

 

 Editatón pro cuidado del medio ambiente

En la ciudad de Mendoza, Argentina,  varios wikpedistas y voluntarios se dieron cita con el fin de dar a conocer el ecosistema de su ciudad. Un espacio propicio para compartir conocimiento encaminado a promocionar los atractivos turísticos de un lugar y además incluir a organizaciones ambientales y estudiantes con el fin de incluir emprendimientos ambientales en favor de su localidad. Puedes ver mayores detalles de este evento en esta página.

El uso y temáticas que podemos dar a este tipo de eventos son diversas, lo importante es tener la mayor cantidad de información posible, de acuerdo a la materia de nuestro editatón, pasión por aportar conocimiento, seguir las normas editoriales que Wikipedia pone a nuestra disposición y de ser posible dar un valor agregado a este enriquecedor espacio de cultura y aprendizaje, a fin de continuar con el mismo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

La magia de los sombreros artesanales en la Ronda

Estándar

 

Processed with VSCOcam with c1 preset

Quito jamás dejará de ser un hermoso enigma tanto para propios como extraños. Podemos recorrer lugares como su centro histórico una y mil veces y siempre hallaremos algo diferente y mágico en cada vista. En esta ocasión tuve la oportunidad de conocer esta encantadora tienda de sombreros llamada ” Loba Humacatama”, vocablo quechua  que significa cabeza cubierta, ubicada en el emblemático barrio La Ronda  junto a La Hojalatería y cuyo propietario es el señor Don Luis López.

Este artista es uno de los pocos que aún se dedican a este oficio, como heredero de una tradición familiar, de la cual según manifiesta, se siente muy orgulloso; su creatividad y buen gusto se evidencia en cada uno de los diseños exclusivos de los sombreros que elabora, utilizando siempre diversos acabados y texturas,  los cuales, guardan una sofisticada exquisitez aún en el mínimo detalle. Don Luis, al igual que otros propietarios de los almacenes de este sector, forman parte del proyecto “Manos a la Ronda”, impulsado por Quito Turismo, que tiene como finalidad fomentar emprendimientos artesanales artísticos.

Sombreros de todas las tallas, formas y colores engalanan la decoración de este almacén vintage y la amabilidad de su propietario hace del mismo un lugar realmente acogedor. Una vez que nos  encontramos en su interior, nos resulta fácil transportarnos mentalmente a los años 30 y es imposible resistirse a la tentación de probarse más de un sombrero, en especial los de la sección de fantasía y ‘extravagantes’.

 

Sombreros de colores

Si les gusta los sombreros elegantes y con un toque antiguo, este es el lugar ideal para ustedes, a la final  como nos dice don López “Quiero morir siendo artesano, esta sombrerería quiero que se mantenga de esa forma, artesanal, es  una satisfacción rescatar esta forma de vida y que no desaparezca”, este lugar mantiene viva una de las mejores tradiciones del Quito de antaño: La distinción de llevar puesto un sombrero ¡no dejen de visitarlo!

Datos de interés:

  • Los precios de cada sombrero varían entre los 35, 70 e incluso hasta 250  USD, dependiendo del modelo que deseen, también se elaboran sombreros bajo pedido.

  • A quien le guste tomarse fotografías tipo vintage,  este almacén también brinda el servicio de fotografía con trajes de época.

Aquí, un video que encontré en Youtube, en el que podemos apreciar  el  procesos de elaboración de estos fabulosos  sombreros:

Fuentes:

Humacatama una sombrerería de Quito

Luis López, el sombrerero de la Ronda

 

Una mirada a Susan Sontag

Estándar

?????????????????????????????????????

En una de mis acostumbradas visitas a la librería Mr. Books me encontré con este maravilloso libro biográfico, escrito por la argentina Paola Piacenza sobre una de las figuras más representativas  de la literatura de los años 60’s en Estados Unidos y el mundo: La multifacética  Susan Sontag.

Hablar de Sontag, es hablar de la transgresión de los convencionalismos, establecidos no solo en la sociedad y en el arte sino también en  la  concepción  de  sí misma como pensadora y mujer. Utilizó  la escritura como un arma eficaz para expresar lo que sentía frente a las  miserias sociales  que encontró en sus innumerables viajes periodísticos y  la tan convulsa metamorfosis política de su época.

Crítica y diáfana al momento de opinar, manifestó sin reparo alguno, verdades que para  muchos  escritores  resultaron  no solamente incómodas sino incluso perversas,  lo que  la condujo a más de un enfrentamiento con la élite intelectual de su país.  Recordemos,  por ejemplo,  su artículo “Miremos la realidad de frente” sobre los ataques  ocurridos el  11 de septiembre del 2001, en el que calificó al gobierno de Estados Unidos como cobarde por los ataques cometidos contra Iraq y similares atropellos a la autonomía de otros países, o cuando catalogó al comunismo ruso como  una “dictadura con rostro humano”; es notable también,  su activa participación en El Mayo francés que cobró la vida de cientos de jóvenes, que levantaron su voz de protesta en contra del régimen Gaullista.

Además de su activismo social, nuestra escritora también fue una apasionada por los libros, la fotografía  y el cine. Sus encuentros cinéfilos más edificantes  fueron con los  filmes de Godard y Truffaut  e inspirada por éstos, dirigió dos películas y dos documentales conservando siempre la musa de la reinvención en  su vena  artística. Brillante, carismática y  punzante, fue  una  militante incansable en la lucha de los derechos por  la igualdad y un mundo libre de conflictos bélicos.

Las siguientes frases, son parte del trabajo investigativo realizado por Piacenza para este libro y como leeremos más adelante, evidencian esa espontaneidad audaz que caracterizó a Sontag en cada una de sus entrevistas y ensayos a lo largo de toda su vida: 

“En las ocho casas y departamentos en que había vivido antes de ésta, nunca había tenido un dormitorio para mí sola. Ahora lo tenía sin pedirlo. Mi puerta propia. Ahora podía pasarme horas leyendo a la luz de la linterna, luego de que me mandaran a la cama y me dijeran que apagara la luz…”

“Seguir creciendo, quiero desarrollarme, quiero volverme  más sabia  […] Creo que es demasiado fácil instalarse en una serie de ideas después de una cierta edad, y pasarse el resto de la vida con las mismas ideas. No quiero hacer eso.”

“Solía recostarme en  mi cama y ver mi biblioteca empotrada en la pared. Ahí estaban mis 50 amigos. Un libro me  permitía cruzar a través de un espejo. Podía ir a otro lugar. Cada libro constituía una puerta hacia un reino mágico.”

“Ser viajero- y los novelistas a menudo son viajeros-es recordar siempre la simultaneidad de lo que está pasando en el mundo, su mundo y el mundo muy distinto del que ha visitado y del que tiene a la vuelta de casa.”

“La enfermedad es el lado oscuro de la vida, una ciudadanía más cara. A todos al nacer nos otorgan una doble ciudadanía, la del reino de los sanos y la del reino de los enfermos. Y aunque preferimos usar el pasaporte bueno, tarde o temprano cada uno de nosotros se ve obligado a identificarse al menos por un tiempo, como ciudadano de aquel otro lugar.”

“Escribir es ejercer con especial intensidad y atención, el arte de la lectura. Se escribe a fin de leer lo que se ha escrito.”

“En la sala de quimio, en el hospital, no eres el único paciente. En una esquina hay alguien vomitando, en la otra una enferma conversando en tono mortecino con su esposo  […] Eso es la realidad. Y yo quiero vivir toda la realidad que pueda, no esquivarla.”

 “Hoy, la hegemonía norteamericana no amenaza la vida de tres millones sino de incontables millones de personas que, como los indios, nunca han oído hablar siquiera de los Estados Unidos de  América.”

“La literatura es diálogo, sensibilidad. Podría definirse la literatura como  el resultado de la evolución de las diferentes respuestas sensibles del género humano ante lo que está vivo y lo que está moribundo, como resultado de la evolución de las culturas y la interacción de unas culturas con otras.”

 En lo personal existen 3 obras de esta fantástica  escritora que me gustaron mucho: “El Benefactor”, el cual puedes leerlo aquí 

“Sobre la fotografía”, cuyo enlace lo encuentras aquí 

Y mi favorito “El amante del volcán”, que puedes descargarlo aquí

DZ 

 

 

 

 

10 increíbles cortometrajes literarios

Estándar

Desde las primeras funciones de los  hermanos Lumière hasta la actualidad, el cortometraje  representa para mí la libertad creativa dentro de un argumento breve teniendo casi siempre, esa capacidad maravillosa de sumergirnos desde el primer plano en una historia ya sea cómica, tenebrosa o nostálgica durante su corto tiempo de duración. Es una pequeña píldora de fantasía que uno jamás se cansa de saborear.

Escudriñando un poco en Youtube, encontré estos 10 cortometrajes basados en libros, poemas y cuentos, algunos un poco tétricos  pero todos de gran calidad, ¡disfrútalos!

La verdad sobre el caso del señor Valdemar, realizado por Carlos Andrés Vera, basado en un cuento de Edgar Allan Poe.

 

El médico rural, dirigido por Koji Yamamura, basado en un cuento de Frank Kafka. Puedes leerlo [aquí]

 

The fantastic flying books, dirigido por William Joyce y Brandon Oldenburg  No es una adaptación pero por su contenido es digno de apreciarse y tiene  además una pequeña referencia del libro  “De la tierra a la Luna” de Julio Verne.

 

A Lovecraft dream, dirigido por Michele Botticelli, basado en el cuento “La Llamada de Cthulhu” de H.P. Lovecraft. Puedes encontrar esta obra [aquí]

 

Statuesque, escrita y dirigida por Neil Gaiman. Si ciertamente tampoco se encuentra basado en un libro, resulta bastante interesante ver como este escritor plasma una historia en lenguaje audiovisual. 

 

La Sirenita, un cortometraje realizado en 1968 por el director Ivan Aksenchuk, basado en el increíble cuento de Hans Christian Andersen. Si deseas leer  esta obra puedes hacerlo [aquí]  y si te gusta, como a mí, los libros antiguos, en este link podrás encontrar una recopilación de éste y otros cuentos de Andersen en su versión original ilustrada.

 

Pedro y el lobo, realizado por Suzie Templeton, basado en la composición sinfónica de Sergéi Prokófiev en 1936. Es considera hoy en día como un verdadero cuento musical

 

El corazón delator, realizada por Ted Parmelee en 1953, basada en un cuento de Edgar Allan Poe. si deseas leer ésta narración y el resto de la obra completa de este fantástico escritor puedes hacerlo [aquí]

 

Vincent, de Tim Burton, basada en un poema de su autoría para homenajear al actor Vincent Price, quien prestó su voz como narrador, y  a Edgar Allan Poe

 

Un mundo solitario, dirigido por  James Griffiths, basada en los libros: “La máquina del tiempo” y “La Isla del doctor Moreau”. Puedes leer ambos libros en estos enlaces:

[PDF] http://bit.ly/1ko2XXm http://bit.ly/TbmNKi