Un regalo por el día del libro infantil

Estándar

FullSizeRender (2)

Recuerdo uno de los primeros libros que abrí de niña: Una vieja compilación de cuentos de Hans Christian Andersen que me regaló mi padre; era un aficionado empedernido por los libros y la música clásica, e hizo de nuestra biblioteca familiar, un refugio de sosiego para todos y además el espacio ideal para realizar las tareas escolares. Apenas se sentaba en su sillón con un libro en mano, yo me acurrucaba a su lado con mis pequeños cuentos para leerlos, mientras él, sonriente me observaba en silencio, era una complicidad mutua, una especie de ritual que conservamos hasta hoy.  

 Mi padre no solo me enseñó a leer, sino también a apreciar a los escritores y  reflexionar sobre su obra. El traje nuevo del emperador, era para mí, más que un cuento, la inocencia del niño al exponer frente al pueblo una realidad evidente, de una forma tan valiente, me pareció un ejemplo de honestidad ante la opresión y el narcisismo del emperador de aquel reino y  El patito feo me dio toda una lección sobre el valor de la empatía; y es que Andersen, expresó su propio dolor en muchas de sus historias, más allá de ser un carismático contador de cuentos, guardaba frustraciones artísticas, personales y traumas infantiles, que lo llevaron en muchas ocasiones a la depresión,  no obstante, esto no limitó su imaginación ni su capacidad extraordinaria para penetrar en la complejidad de la condición humana y sus asimetrías. Si hay algo que caracteriza su obra y personalidad, es su profundo anhelo de ser amado, tal como lo vemos en La Sirenita y El soldadito de plomo

 

En honor a este prodigio de las letras, la Organización Internacional para el Libro Juvenil de Munich, a partir de 1967, instó a que cada 2 de abril (fecha del nacimiento de Andersen), se celebre en todo el mundo el día internacional del libro infantil, con el fin de rendir un homenaje a todos aquellos escritores e ilustradores que gracias a su ingenio, nos sumergen a niños y adultos en sus mundos mágicos  y nos recuerdan que en medio del caos, podemos ser piratas, sirenas, unicornios o lo que deseemos, leyendo y apreciando los detalles sencillos pero bellos de todo cuanto nos rodea.

 

Por este día, hice una selección de libros infantiles de autores como Dahl, Stevenson, Wilde, Zola, entre otros, para compartirla con ustedes en PDF, pueden descargar los libros desde este enlace. Aprovechemos estos días (que por cierto es feriado en mi país), para leer o releer aquellos libros  que nos enamoraron durante la infancia y de paso compartamos con nuestros hijos, sobrinos, primos o alumnos, estas historias maravillosas que merecen ser leídas siempre.

Si quieren echar un vistazo a la obra original de Christian Andersen, pueden hacerlo en este enlace

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s