Carta a Neil Gaiman por su cumpleaños

Estándar

Neil Gaiman

los libros son lugares reales, no lo dudéis por un solo momento

Existen muchas personas a las que he conocido a lo largo de mi vida y la verdad muy pocos encuentros me marcaron tanto como el que tuve por primera vez contigo y uno de tus hijos literarios hace casi 7 años. Tras haber visto  Stardust en el cine, durante días busqué el libro en el que se basó la película y  finamente lo hallé en la sección de recomendados de una conocida librería de la ciudad. Las primeras palabras del libro eran una canción sobre una estrella fugaz y el don de ver cosas extrañas e invisibles, al cabo de unas horas en mi habitación, había concluido con lágrimas, una de las historias  más dulces que jamás haya leído; parafraseando a Rick, aquel era el comienzo de una gran amistad. 

 

En mi país era bastante difícil, en aquel entonces encontrar la colección completa de un autor contemporáneo en las librerías locales, de hecho aún lo es y te tengo que confesar: En un principio, gracias a internet,  pude leer el resto de tu obra; a Stardust le siguió, Coraline, The Sandman y por esas serendipias del destino, a través de un amigo, tuve  la oportunidad de asistir a una reunión de personas con  gustos literarios similares  a los míos, quienes me compartieron el resto de tus cómics. Neil,  los libros siempre llenaron mi vida de entrañables casualidades y gracias a ellas he tenido la dicha de conocer a lectores estupendos y a mis mejores amigos;  para mi fortuna, esta rara pero hermosa experiencia no deja de repetirse.

 

Siempre me ha parecido extraordinario, el poder que tienen los libros para llegar a ti en los momentos menos esperados y en que más los necesitas. Cuando decidí irme a vivir sola y la nostalgia acechaba, Nad Owens, me recordaba que salir a recorrer solos el mundo es una etapa necesaria en  la vida,  Coraline logró que al fin lograse tenerle cariño a lo gatos, El océano al final del camino me transportó con añoranza a la época de mi niñez y admito que en las noches de insomnio o miedo,  a veces, imagino a Sueño concediéndome escenas felices durante el descanso nocturno.

 

Has sido el compañero infaltable en cada viaje, mudanza e instantes de fatiga o dolor  y me enseñaste que existen seres  a los que de seguro jamás conocerás en persona pero irradian tanta empatía e inteligencia en cada acto o frase, que simplemente te hacen quererlos y agradecerles por existir. Como lo manifestaste en un discurso memorable en la Universidad de las Artes en Estados Unidos, no te graduaste pero amas lo que haces, escribes por que te apasiona y porque fue uno de tus sueños cuando redactaste aquella lista de deseos a los 15 años.  Que la imaginación  que usas como escape de tus  paredes mentales continúe sumergiéndonos en aquellos mundos oníricos que creas en cada libro y  que hasta el fin de tus días  la sonrisa apacible y la  mirada aguda se dibujen en tu rostro. ¡Feliz cumpleaños  Neil Gaiman! 😀

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s