Archivos Mensuales: septiembre 2014

Cormac McCarthy y The last of us

Estándar

 Processed with VSCOcam with f2 preset

Hace unos meses me ocurrió algo bastante mágico: Leyendo un artículo sobre la brillante película  “Child of god” del director y actor James Franco, descubrí que se encuentra basada en un libro del escritor Cormac McCarthy por lo que me puse a investigar un poco sobre su obra.

 

Empecé a leer “The road” y desde entonces no paro de devorar sus libros. Una de las características de su estilo es el aislamiento como símbolo de la distopía y  el dolor duramente reflejado en sus personajes. Este aislamiento es en parte su propio espejo, y es que a McCarthy  se lo conoce como el intelectual ermitaño, repelente a todo tipo de aparición pública o dar entrevistas; sus  pocos amigos no son escritores sino científicos, cuya pasión por la física y la ciencia comparte profundamente.

 

En “The road” cada línea nos concede una mirada cruda de sus personajes y sus temores. La naturaleza, es la protagonista principal de su narrativa, confrontada constantemente con la violencia desmenuzada sin pudor. Este libro de ciencia ficción, nos sumerge de lleno en el espectáculo del salvajismo como consecuencia de la descomposición social, en un futuro que a decir verdad, no es demasiado lejano de nuestra realidad actual. 

 

Paralelamente mientras comenzaba a leer  “The road”, en el Play Station 3 que tengo en casa empecé a jugar “The last of us”, desarrollado por la empresa Naughty Dog y distribuído por Sony. Está  por de más decir que es uno de los videojuegos más galardonados y mejor calificados de los últimos años, no solo por su brillante guión cargado de tensión  y gráficos espectaculares , sino, a mi parecer, por la forma como conecta la experiencia jugable con la historia desde el primer minuto. Su excepcional ambientación, que fácilmente nos traslada a una realidad cruel y desoladora,  cumple con su cometido de conmover  e inquietar al jugador,  acompañada de la espectacular banda sonora del compositor Gustavo Santaolalla.

 

Las similitudes entre ambas era enorme, así que me dispuse a investigar un poco más sobre el guión de este videojuego en varios artículos y entrevistas, donde me topé con la agradable sorpresa de que dos de las obras en las que se basa la historia de Joel y Ellie, se encuentra la novela antes citada y otra más del mismo autor titulada  “No es país para viejos”,  lógicamente cada una guarda sus diferencias pero su esencia es la misma.

 

Es fascinante que dos aficiones aparentemente opuestas se encuentren en determinado momento y de alguna forma lleguen a ti por diferentes vías. ¿Qué les puedo decir sobre la experiencia de leer un libro y también jugarlo? Pues es completamente enriquecedora, por una parte tenemos el texto con todos sus detalles y personajes fragmentados y  por otra la posibilidad de ponernos en su piel, tomar sus decisiones y desarrollar un mayor nivel de identificación con el argumento del libro mientras lo jugamos.

 

Los videojuegos son al igual que la literatura, una expresión artística. Su poderoso lenguaje audiovisual, logra convertir a los lectores en actores dinámicos, empáticos  y reflexivos, por lo que constituyen hoy en día el complemento perfecto de un libro y de hecho, estoy segura que con el paso del tiempo más propuestas literarias, terminarán convirtiéndose en videojuegos o  seguirán siendo su inspiración.

Si deseas leer “The road”  puedes descargarlo desde este enlace 

 

Si te interesa leer más obras de este escritor o quieres las bandas sonoras de “The last of us”, escríbeme tu email en la sección de comentarios.

 

Fuentes: 

Artículo “En la tierra de Cormac McCarthy”, de Eduardo Lago para Diario El País.

Página de “The last of us” de Wikipedia 

The last of us, 6 post- apocalyptic visions that inspired the game 

 

 

Anuncios